34 prestaciones encontradas

Personas destinatarias en situación de excedencia laboral o reducción de jornada de trabajo (la reducción especial de trabajo del 100% se asimila a una excedencia) que deban cuidar y atender menores de 14 años, personas dependientes, personas contagiadas o aisladas por el coronavirus COVID-19.

1. Las personas trabajadoras que se acojan a una excedencia laboral o a una reducción de la jornada de trabajo (en un porcentaje igual o superior al 33%, incluida la reducción especial de la jornada de trabajo, y que podrá alcanzar el 100% de la jornada) para asumir los deberes de asistencia, atención y cuidado de alguna de las siguientes personas:

  • Hijos o hijas menores de 14 años de edad, o hasta los 18 años de edad, en el caso de que tengan diversidad funcional o discapacidad reconocida, de porcentaje igual o superior al 33%.
  • Personas en situación de dependencia, con independencia del grado que tengan reconocido.
  • Personas enfermas (contagiadas o aisladas) que hayan resultado afectadas por el coronavirus COVID-19.

 

2. En concreto, serán beneficiarias las siguientes personas trabajadoras, siempre y cuando se encontrasen en situación activa de trabajo a fecha 9 de marzo de 2020:

 

a) Las personas trabajadoras por cuenta ajena que se incluyan dentro del ámbito de aplicación del Estatuto de los Trabajadores, a excepción del personal laboral del sector público de las administraciones públicas.

b) Las personas socias trabajadoras o socias de trabajo de las sociedades cooperativas.

 

Requisitos:

En todo caso:

1. Las excedencias y reducciones de jornada de trabajo deben haberse iniciado, o, en su caso, haberse adaptado o modificado (en el caso de las reducciones de jornada) desde el 9 de marzo de 2020.

2. Residir y figurar empadronadas, en cualquier municipio de la Comunidad Autónoma del País Vasco, durante el transcurso de la actuación subvencionable.

Además, deberán haber estado empadronadas de forma continuada en el año anterior a la fecha del día 9 de marzo de 2020, o, si no se cumple ese período mínimo, durante 5 años continuados dentro de los 10 inmediatamente anteriores.

3. Haber sufrido una reducción efectiva en la remuneración salarial a causa del disfrute de la actuación subvencionable.

4. Asimismo:

A) En el caso de que la persona que haya precisado los deberes de asistencia, atención y cuidado sea el hijo o la hija de la persona trabajadora:

 

a) Ostentar la guarda y custodia, mientras dure la actuación subvencionable.
b) Residir y figurar empadronada junto con el hijo o la hija durante el trascurso de la actuación subvencionable.
No obstante, se excepciona el cumplimiento de la exigencia de empadronamiento en los supuestos de guarda y custodia compartida establecida en resolución judicial, en los que la persona menor podrá estar empadronada con cualquiera de las personas que tengan atribuida su guarda y custodia.
c) Cuando se trate de hijos o hijas menores de tres años, la persona menor de edad debía estar matriculada en una guardería infantil a fecha 9 de marzo de 2020.
d) Cuando se trate de hijos o hijas mayores de 14 años, con diversidad funcional o discapacidad reconocida, de porcentaje igual o superior al 33%, deberán estar matriculados o matriculadas en un centro educativo.

 

B) En el caso de que la persona que haya precisado los deberes de asistencia, atención y cuidado sea un familiar en situación de dependencia:

 

a) Entre la persona trabajadora y la persona en situación de dependencia deberá existir un vínculo de parentesco de primer o segundo grado de consanguinidad o de primer grado de afinidad, o bien, ser cónyuges o estar constituidos como pareja de hecho.
b) El o la familiar en situación de dependencia deberá estar afectada por el cierre de un centro para personas mayores en situación de dependencia, en el que estuviera ingresado, de forma permanente, o, en su caso, ser usuaria de un centro de día de servicios sociales, o de un centro destinado a personas en situación de dependencia y para la inclusión.

 

C) En el caso de que la persona que haya precisado los deberes de asistencia, atención y cuidado sea un familiar enfermo (contagiadas o aisladas) que haya resultado afectado por el coronavirus COVID-19, deberá ser el o la cónyuge o pareja de hecho de la persona trabajadora, o existir entre la persona trabajadora y la persona enferma un vínculo de parentesco de primer grado de consanguinidad.

a) Acreditación de la relación de filiación, de adopción, de tutela, de guarda por acogimiento, resolución judicial o con fines de adopción, de parentesco o, en su caso, la constitución como pareja de hecho.
b) Acreditación actualizada del empadronamiento de la persona solicitante, que incluirá la relación de todas las personas residentes en el domicilio, y que se computen para determinar la composición de la unidad familiar, a fecha 9 de marzo de 2020, e indicará la fecha desde la que la persona solicitante está empadronada en el municipio.
c) Documento de la Seguridad Social que acredite la baja por excedencia o la modificación de datos de cotización por reducción de jornada, en ambos casos para el cuidado de hijos e hijas, o de familiares, tipo de contrato ,a tiempo completo o a tiempo parcial, y período durante el que se ha estado en actuación subvencionable.
En el supuesto de personas socias trabajadoras o socias de trabajo de las sociedades cooperativas que coticen en el régimen especial de autónomos de la Seguridad Social no se les exigirá la baja por excedencia.
En ese caso, deberán presentar certificado de la sociedad cooperativa acreditando su condición de personas socias trabajadoras o socias de trabajo de las sociedades cooperativas, la situación de excedencia o reducción de jornada, tipo de contrato a tiempo completo o a tiempo parcial, períodos de tiempo en actuación subvencionable, tipo de cotización y si la misma ha sido alterada en la situación de excedencia o reducción de jornada.
d) Acreditación de los ingresos fiscales.
e) En el supuesto de que la persona destinataria de la asistencia, atención y cuidado sea un familiar en situación de dependencia, acreditación de la situación de dependencia.
f) En el supuesto de que la persona destinataria de la asistencia, atención y cuidado sea una persona enferma (contagiada o aislada) que haya resultado afectada por el coronavirus COVID-19, informe médico acreditativo de dicha circunstancia.
g) Declaración responsable de la persona solicitante referida al cumplimiento de los requisitos comunes exigidos, y, si procede, compresiva de los siguientes extremos, según el caso de que se trate:

  • Que el hijo o la hija menor de 3 años, destinataria de la asistencia, atención y cuidado, estaba matriculado o matriculada en una guardería infantil a fecha 9 de marzo de 2020.
  • Que el hijo o la hija mayor de 14 años, y con diversidad funcional o discapacidad reconocida, está matriculado o matriculada en un centro educativo.
  • Que la persona destinataria de la asistencia, atención y cuidado ha resultado afectada, según proceda: por el cierre de un centro para personas mayores en situación de dependencia, en el que estuviera ingresado, de forma permanente; de un centro de día de servicios sociales del que fuera usuaria; o de un centro destinado a personas en situación de dependencia y para la inclusión.
  • El periodo durante el cual se ha llevado a cabo el cierre de los centros anteriores, para el desempeño o ejercicio de la actividad o de las funciones de asistencia, atención y cuidado a sus personas residentes o usuarias.
  • Que la excedencia o reducción de la jornada de trabajo ha tenido por objeto proporcionar la debida asistencia, atención y cuidado, de forma personal y directa, a una persona afectada (contagiada o aislada) por el coronavirus COVID-19.

1. La cuantía de la ayuda se determinará en función de la renta familiar estandarizada.

2. A tal efecto, se atenderá a los siguientes criterios:

a) La ayuda motivada por la debida asistencia, atención y cuidado a los hijos o las hijas se calculará de acuerdo a las disposiciones que resulten de aplicación para determinar la cuantía de las ayudas destinadas a las personas trabajadoras que se encuentren en situación de excedencia por cuidado de persona menor de 3 años o reducción de jornada de trabajo para el cuidado de persona menor de 12 años, y que se concretan en el artículo 17 del Decreto 164/2019, de 22 de octubre, sobre ayudas para la conciliación de la vida familiar y laboral.
b) La ayuda motivada por la debida asistencia, atención y cuidado a personas en situación de dependencia, se calculará de acuerdo a las disposiciones que resulten de aplicación para determinar la cuantía de las ayudas destinadas a las personas trabajadoras que se encuentren en situación de excedencia o reducción de jornada de trabajo para el cuidado de familiares en situación de dependencia, y que se concretan en el artículo 30 del Decreto 164/2019, de 22 de octubre, sobre ayudas para la conciliación de la vida familiar y laboral.
c) La ayuda motivada por la debida asistencia, atención y cuidado a personas enfermas (contagiadas o aisladas) que hayan resultado afectadas por el coronavirus COVID-19, se calculará de acuerdo a las disposiciones que resulten de aplicación para determinar la cuantía de las ayudas destinadas a las personas trabajadoras que se encuentren en situación de excedencia laboral o reducción de jornada de trabajo para el cuidado de familiares en situación de extrema gravedad sanitaria, y que se concretan en el artículo 31 del Decreto 164/2019, de 22 de octubre, sobre ayudas para la conciliación de la vida familiar y laboral.

3. La ayuda económica que corresponderá percibir a la persona trabajadora, será la cuantía resultante de la aplicación de los criterios anteriores, duplicada en su importe.

4. A los efectos del cálculo de la cuantía de la ayuda, la reducción especial de la jornada de trabajo que alcance al 100% de la jornada se considerará asimilada a la situación de excedencia laboral.

1. Las ayudas serán de aplicación a las excedencias y reducciones de jornada de trabajo que se hayan iniciado desde el 9 de marzo de 2020 y que se disfruten hasta la fecha en que pierda vigencia la declaración del estado de alarma, o, en su caso:

 

a) Hasta el día en el que finalice la suspensión de la actividad lectiva, considerada la actividad lectiva de acuerdo al calendario escolar de cada centro educativo.
b) Hasta el día inmediatamente anterior a aquel en el que tenga lugar la reapertura, para el desempeño o ejercicio de la actividad o de las funciones de asistencia, atención y cuidado correspondientes, de los siguientes centros: las guarderías infantiles; los centros para personas mayores en situación de dependencia; los centros de día de servicios sociales; o, los centros destinados a personas en situación de dependencia y para la inclusión.

 

2. Asimismo, serán de aplicación a las reducciones de la jornada de trabajo que ya vinieran disfrutándose con anterioridad al día 9 de marzo, y que a partir de esa fecha hayan sido adaptadas por la persona trabajadora para asumir, de forma personal y directa, los deberes de asistencia, atención y cuidado de sus hijos e hijas, por razón de su edad, de personas dependientes, o de personas enfermas (contagiadas o aisladas) que hayan resultado afectadas por el coronavirus COVID-19.

3. El período en actuación subvencionable podrá haberse disfrutado interrumpidamente, con carácter discontinuo.

Las ayudas no serán compatibles con otras que, para la misma finalidad, y por el mismo periodo que resulte subvencionable, concedan o puedan establecerse por cualesquiera otra de las administraciones públicas.

1. Las solicitudes de ayuda podrán presentarse tanto por canal electrónico como no electrónico.

2. Las solicitudes podrán presentarse, de forma presencial, mediante instancia normalizada, debidamente cumplimentada en todos sus términos, en los siguientes lugares:

 

a) En las oficinas del Servicio de Atención Ciudadana –Zuzenean– del Gobierno Vasco.
b) Ante los órganos previstos en el artículo 16.4 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

El objetivo es compensar la pérdida de ingresos que lleve apareada la disminución en la remuneración salarial de las personas trabajadoras que se han tenido que ausentar del centro o puesto de trabajo, durante la totalidad de su jornada de trabajo, o en parte de la misma, para asumir los deberes de asistencia, atención y cuidado de sus hijos e hijas, por razón de su edad, o de personas dependientes, personas mayores o personas enfermas (contagiadas o aisladas) que hayan resultado afectadas por el coronavirus COVID-19.

 

Período de solicitud

El plazo de solicitud es 1 año desde el día siguiente a aquel en el que haya finalizado la vigencia del estado de alarma. Desde el día 20 de junio de 2020 hasta el 20 de junio de 2021, ambos inclusive.

Fecha inicio efectos

Fecha de inicio de la situación de excedencia o reducción de jornada, teniendo en cuenta que, una u otra, deberá haberse iniciado cualquier día desde el 9 de marzo de 2020 (incluido).

En el caso de reducciones de la jornada de trabajo que ya vinieran disfrutándose con anterioridad al día 9 de marzo, y que a partir de esa fecha hayan sido adaptadas o modificadas por la persona trabajadora, la fecha de inicio del periodo subvencionable será la correspondiente a aquella en la que se haya realizado la adaptación o modificación de la reducción de jornada.

Imprimir

Fecha de última modificación
30/04/2020

Personas trabajadoras en excedencia con menores de un año a su cargo.

Personas trabajadoras en excedencia con menores de un año a su cargo.
Requisitos:
Se elimina la exigencia del artículo 4.4. del Decreto 164/2019 de 22 de octubre, sobre ayudas para la concilición de la vida familiar y laboral consistente en que la otra personas progenitora -la no solicitante-, en caso de haberla, se haya incorporado a su actividad laboral estando en situación de alta y realice la jornada completa correspondiente a su contrato. Antes del estado de alarma comienzo de la excedencia e incorporación persona coprogenitora no solicitante a actividad laboral que se ve modificada a consecuencia de ajustes laborales por crisis sanitaria COVID-19.

Según se establece en el Decreto 164/2019, de 22 de octubre, sobre ayudas para la conciliación de la vida familiar y laboral (Capítulo II, sección 1ª) y la Orden de 7 de abril de 2020, de la Consejera de Empleo y Políticas Sociales, por la que se regulan las medidas específicas en materia de apoyo a las familias para responder al impacto económico del COVID -19(Disposición Adicional Segunda).

Decreto 164/2019, de 22 de octubre, sobre ayudas para la conciliación de la vida familiar y laboral (artículo 7).

Según establece Ayuda Sección 1ª del Capítulo II Decreto 164/2019, de 22 de octubre, sobre ayudas para la conciliación de la vida familiar y laboral(artículos del 9 al 13).

Período de solicitud

Continua.

Fecha inicio efectos

Carácter retroactivo: aplicable a las modificaciones de las condiciones laborales producidas a consecuencia de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Imprimir

Fecha de última modificación
15/04/2020

  • Personas cuidadoras.
  • ERTE.
  • Trabajadores con reducción jornada total/parcial.
  • Desempleo.
  • Autónomos.
  • Trabajadores, por cuenta ajena o autónomos, que perciben el subsidio por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave a 14 de marzo de 2020 y se les haya suspendido el contrato o reducido la jornada.
  • Que el ERTE corresponda a la parte de la jornada no afectada por el cuidado del menor .

Acreditación por parte de la empresa.

El importe que se estuviera recibiendo.

Mensual.

  • El ERTE que tramite el empresario, ya sea por suspensión de contratos o reducción temporal de la jornada de trabajo, solo afectara al trabajador beneficiario de este subsidio en la parte de la jornada no afectada por el cuidado del menor.
  • No existirá obligación de cotizar, teniéndose el periodo por cotizado a todos los efectos.

La prestación por cese de actividad se ha prorrogado hasta el 30 de septiembre de 2020.

Compatible con la prestación de desempleo.

La empresa, al tiempo de presentar la solicitud, indicará las personas que tengan reducida la jornada de trabajo como consecuencia de ser titular del subsidio por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave señalando la parte de la jornada que se ve afectada por el ERTE.

Seguridad Social.

Buzón de consultas:pinche aquí.

Teléfono (INSS):901166565,con atención de lunes a viernes en horario de 9 a 20 horas.

 

 

 

Las personas trabajadoras por cuenta ajena y los autónomos que vinieran percibiendo el subsidio por cuidado de menores afectados por cáncer u otra enfermedad grave a fecha 14 de marzo de 2020 continuarán percibiéndolo durante el Estado de Alarma.

Período de solicitud
  • La prestación por cese de actividad se ha prorrogado hasta el 30 de septiembre de 2020.
  • La resolución de la autoridad laboral se realizará en el plazo de cinco días desde la solicitud.
Fecha inicio efectos

Desde la fecha de suspensión o reducción de la jornada, siempre con posterioridad al 14 de marzo 2020.

Imprimir

Fecha de última modificación
04/07/2020

Desempleo (trabajadores fijos discontinuos).

Personas destinatarias: trabajadores fijos discontinuos y/o que se repiten en fechas ciertas que vean interrumpida su actividad durante periodos que habitualmente hubieran sido de trabajo, y que, o bien, disponiendo de periodos de ocupación cotizada suficiente, no cumplen el requisito de situación legal de desempleo, o bien no pueden acceder a la prestación por desempleo por carecer del periodo de cotización necesario para acceder a dicha prestación.
Requisitos:

  • Para determinar el periodo que hubiera sido de actividad laboral si no se hubiera producido la crisis del COVID-19 se tomará el efectivamente trabajado durante el año natural anterior en base al mismo contrato de trabajo. Si se tratara del primer año, se tomarán los periodos de actividad de otros trabajadores comparables en la empresa.
  • Además, se reconoce el derecho a las personas que no cumplen el requisito de situación legal de desempleo, o bien no pueden acceder a la prestación por desempleo por carecer del periodo de cotización necesario para acceder a dicha prestación.

Certificado de empresa que justifique que la no reincorporación es debido a las causas extraordinarias.

Pendiente de desarrollo reglamentario.
En todo caso, los límites máximos seguirán siendo los establecidos en el Art 270.3 de la LGSS, es decir:

  • 941 euros (175% IPREM) o
  • 1.075 euros en caso de hijos a cargo (200% IPREM).

Mensual.

Siguiendo normativa de la prestación contributiva por desempleo, con un límite máximo de 90 días, cuando vuelvan a encontrarse en situación legal de desempleo.
Para determinar el periodo que, de no haber concurrido esta circunstancia, hubiera sido de actividad laboral, se estará al efectivamente trabajado por el trabajador durante el año natural anterior en base al mismo contrato de trabajo. En caso de ser el primer año, se estará a los periodos de actividad de otros trabajadores comparables en la empresa. Esta medida se aplicará al mismo derecho consumido, y se reconocerá de oficio por la Entidad Gestora cuando el interesado solicite su reanudación.

  • Los ERTE-s por fuerza mayor, ya sea total (sin reinicio de la actividad) o parcial (recuperación de una parte de la actividad) tendrán un límite temporal de aplicación hasta el 30 de septiembre, prorrogable en función de la situación sanitaria. 
  • Las medidas extraordinarias para la prestación por desempleo para este caso prolongarán su vigencia hasta el 31 de diciembre. En dicho periodo, podrán volver a percibirlo con el límite máximo de 90 días cuando se encuentren en situación legal de desempleo (resposición del derecho).

Las personas trabajadoras que fueran beneficiarias de prestaciones y acrediten que, como consecuencia del impacto del COVID-19, no han podido reincorporarse a su actividad en la fecha que estaba prevista, no verán suspendido el derecho a la prestación o al subsidio que vinieran percibiendo.

Solicitar a la empresa un certificado de empresa que figure la imposibilidad de reincorporación como consecuencia del coronavirus y remitir este certificado al SEPE. Seguir el procedimiento para la demanda de desempleo:
Si se dispone de credenciales electrónicas (DNI, certificado digital o claves):

  • Reconocimiento de la prestación contributiva a través de https://sede.sepe.gob.es/portalSedeEstaticos/flows/gestorContenidos?page=prestRec0200
  • Presentar solicitud en https://sede.sepe.gob.es/portalSedeEstaticos/flows/gestorContenidos?page=sv01

Si no se dispone de credenciales electrónicos:

  • Formulario pre-solicitud (no enviar en caso de ERTE, se haya solicitado cita previa o solicitado en el SEPE por otro canal) a través de https://sede.sepe.gob.es/contenidosSede/generico.do?pagina=/contenidos/sede_virtual/sv00A1.html
  • Solicitar cita previa en https://sede.sepe.gob.es/contenidosSede/generico.do?pagina=proce_ciudadanos/cita_previa.html.

Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Para más consultas acerca de las prestaciones, el SEPE ha facilitado información en su página web con los procedimientos que recomiendan seguir durante el estado de alarma (pinche aquí).

Reposición de las prestaciones por desempleo consumidas por las personas con contratos de trabajo fijos discontinuos que hayan visto interrumpida su actividad como consecuencia del impacto del COVID-19 durante periodos que, en caso de no haber concurrido dicha circunstancia extraordinaria, hubieran sido de actividad, podrán volver a percibirse, con un límite máximo de 90 días, cuando vuelvan a encontrarse en situación legal de desempleo.

Asimismo, el RD-ley 15/2020 refuerza la protección de las trabajadoras y los trabajadores fijos-discontinuos, ampliando la cobertura regulada en el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, a aquellas personas trabajadoras que no hayan podido reincorporarse a su actividad en las fechas previstas, como consecuencia del COVID-19 y que, o bien disponiendo de periodos de ocupación cotizada suficiente, no cumplen el requisito de situación legal de desempleo, o bien no pueden acceder a la prestación por desempleo por carecer del periodo de cotización necesario para acceder a dicha prestación.

Fecha inicio efectos

Desde la fecha de fin de contrato, siempre con posterioridad al 14 de marzo de 2020.

Fecha prevista cobros

Pendiente de desarrollo normativo.

Imprimir

Fecha de última modificación
10/09/2020

Trabajadores con suspensión de empleo o reducción de jornada mediante ERTE.

Personas destinatarias: trabajadores que, por causa del COVID-19, hayan tenido una suspensión de contrato de trabajo o reducción de jornada por razones de fuerza mayor o por causas productivas, mediante ERTE.


Requisitos:

  • El inicio de la relación laboral o societaria debe ser anterior al 18 de marzo de 2020.
  • Pueden recibir la prestación aunque carezcan del período de cotización mínimo, tengan suspendido un derecho anterior a prestación o subsidio por desempleo o no hubiesen percibido prestación por desempleo precedente.

Acreditación por parte de la empresa.

Pendiente de desarrollo reglamentario.
En todo caso, los límites máximos seguirán siendo los establecidos en el Art 270.3 de la LGSS, es decir:

  • 941 euros (175% IPREM) o
  • 1.075 euros en caso de hijos a cargo (200% IPREM).

Mensual.

Siguiendo normativa de la prestación contributiva por desempleo con las siguientes especialidades:
a) La base reguladora de la prestación será la resultante de computar el promedio de las bases de los últimos 180 días cotizados o, en su defecto, del período de tiempo inferior, inmediatamente anterior a la situación legal de desempleo.
b) La duración de la prestación se extenderá hasta la finalización del período de suspensión del contrato de trabajo o de reducción temporal de la jornada de trabajo de las que trae causa.

  • Los ERTE-s por fuerza mayor, ya sea total (sin reinicio de la actividad) o parcial (recuperación de una parte de la actividad) tendrán un límite temporal de aplicación hasta el 30 de septiembre, prorrogable en función de la situación sanitaria. 
  • Las medidas extraordinarias para la prestación por desempleo (posibilidad de cobrar la prestación aunque no se tenga el periodo mínimo cotizado y el no cómputo de la prestación de desempleo por el periodo de desempleo) también serán aplicables hasta el 30 de septiembre, con la salvedad del paro especial de los fijos discontinuos, que prolongará su vigencia hasta el 31 de diciembre.

 

La prestación de desempleo se solicita directamente por parte del empresario que ha tramitado el ERTE (Real Decreto-ley 9/2020, de 27 de marzo, por el que se adoptan medidas complementarias, en el ámbito laboral, para paliar los efectos derivados del COVID-19. Artículo 3).

Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Para más consultas acerca de las prestaciones, el SEPE ha facilitado información en su página web con los procedimientos que recomiendan seguir durante el estado de alarma (pinche aquí).

Protección del conjunto de los trabajadores que se vean afectados por un ERTE, incluido aquellos que no reúnen los requisitos ordinarios de acceso a la prestación.

Período de solicitud

Las suspensiones de contrato y reducciones de jornada fundamentadas en fuerza mayor derivada de la situación creada por el Covid19, a partir del RD Ley 24/2020, solo son aplicables si el expediente fue solicitado antes del 27 de junio y, como máximo, hasta el 30 de septiembre de 2020. La resolución de la autoridad laboral se realizará en el plazo de cinco días desde la solicitud.

Fecha inicio efectos

Desde el día siguiente a aquel en que:

  • Dejó de trabajar por supuesto de fuerza mayor (constatado por la autoridad laboral) o,
  • El empresario adoptó la decisión de suspenderle el contrato o reducirle la jornada, si la medida se adopta como consecuencia de causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

Imprimir

Fecha de última modificación
10/09/2020

Autónomos

Personas destinatarias: personas autónomas, domiciliadas en España, que estén en situación de vulnerabilidad a causa del Covid19.

Requisitos:

  • No figuren en situación de morosidad a 31 de diciembre de 2019 (en el CIRBE) y,
  • No estén sujetos a un procedimiento concursal a fecha de 17 de marzo de 2020 y,
  • Los préstamos y operaciones hayan sido formalizados o renovados a partir del 18 de marzo de 2020.

Personas beneficiarias a las entidades financieras:

  • Una declaración responsable y,
  • Información y documentación relevante en relación con los requisitos, condiciones, límites principales y finalidad de la financiación.

El importe máximo del/de los préstamo(s) que se puede/n avalar: 1,5 millones de euros (ver normativa).

En una o varias operaciones de préstamo.

Hasta el agotamiento de la dotación presupuestaria.

Las personas beneficiarias con entidades financieras (que suscriban con el ICO los contratos para las líneas de avales).

Entidades financieras.

La Línea de Avales tiene como objetivo apoyar a las empresas y autónomos garantizando la financiación necesaria para mantener la actividad y el empleo y es retroactiva desde el 18 de marzo. Con el RD Ley 8/2020 se aprobó una línea de avales y a partir del RD Ley 25/2020 otra nueva. Esta última línea de avales garantizará los préstamos para la realización de nuevas inversiones, así como los gastos relacionados con las mismas y con la mejora del proceso productivo.También podrá cubrir necesidades de financiación derivadas del pago de salarios, facturas o vencimiento de obligaciones financieras o tributarias, entre otras.

Período de solicitud

Desde el 18 de marzo hasta el 30 de septiembre de 2020. Para la nueva línea de avales, las empresas y autónomos interesados podrán solicitar la garantía para sus operaciones hasta el 1 de diciembre de 2020. 

Fecha inicio efectos

18 de marzo de 2020. En la nueva línea de avales, aprobada por el RD Ley 25/2020, se podrán acoger a la misma las operaciones formalizadas por las entidades financieras desde el 30 de julio de 2020 y hasta el 1 de diciembre de 2020.

Imprimir

Fecha de última modificación
10/09/2020

Trabajadores autónomos.

Personas trabajadoras por cuenta propia que:

  • Hayan cesado su actividad.
  • Su facturación en el mes anterior se vea reducida, al menos, en un 75 por ciento en relación con el promedio del semestre anterior.

Requisitos:

  • Estar de alta, a 14 de marzo de 2020, en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos.
  • Estar al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. Si no se cumple este requisito, el órgano gestor permitirá que el trabajador autónomo ingrese, en treinta días naturales, las cuotas debidas.
  • No será necesario para causar derecho a esta prestación tramitar la baja en el régimen de Seguridad Social correspondiente.
  • Cese de actividad por fuerza mayor: declaración jurada con la fecha de la producción de la fuerza mayor.
  • Acreditación de la reducción de la facturación: información contable que lo justifique, a través de la copia del libro de registro de facturas emitidas y recibidas; del libro diario de ingresos y gastos; del libro registro de ventas e ingresos; o del libro de compras y gastos (aquellos autónomos que no estén obligados a llevar el libro, acreditar la reducción mínima de 75% a través de un medio admitido en derecho).
  • Toda solicitud tiene que ir con una declaración jurada en la que se haga constar que se cumplen todos los requisitos exigidos.

70% base reguladora.

En cuanto a la exención en la cotización, a partir del 1 de julio de 2020, será del 100% en julio, del 50% en agosto y del 25% en el mes de septiembre. 

Mensual. 

  • El 70% de la base reguladora.
  • Cuando no se acredite el período mínimo de cotización: 70% de la base mínima de cotización en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos.

Esta prestación podrá percibirse como máximo hasta el 30 de septiembre de 2020.

El RD Ley 11/2020 estableció la incompatibilidad de la Prestación extraordinaria por cese de actividad para autónomos con cualquier otra prestación de la Seguridad Social. No obstante, este punto se ha modificado mediante el RD Ley 13/2020, que establece que es compatible con cualquier otra prestación de la Seguridad Social que la persona viniera percibiendo y fuese compatible con la actividad que desarrollaba. Salvo la percepción de las ayudas por paralización de la flota, en el caso de autonómos en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar.

Con carácter general, la gestión de esta prestación corresponderá a la mutua colaboradora con la Seguridad Social a la que esté adscrito el trabajador o trabajadora.
En el caso de los autónomos en alta en el Régimen Especial de los Trabajadores del Mar, la gestión corresponde al Instituto Social de la Marina.
Actualmente, las mutuas y el ISM (y el SEPE) han habilitado formularios en sus páginas web para descargar la solicitud y adjuntar la documentación pertinente para realizar la gestión de manera totalmente telemática.

La mutua colaboradora con la Seguridad Social; Instituto Social de la Marina.

El tiempo de percepción de la prestación se entiende como cotizado, no existirá obligación de cotizar y no reducirá los períodos de prestación por cese de actividad a los que el beneficiario pueda tener derecho en el futuro. A partir del RD Ley 24/2020 se establece que los trabajadores autónomos que vinieran percibiendo la prestación extraordinaria de cese de actividad a 30 de junio y dejen de percibirla, disfrutarán de una exención en la cotización del 100% en el mes de julio, del 50% en el mes de agosto, y del 25% en el mes de septiembre de 2020.

Fecha inicio efectos

Hechos posteriores al 14/03/2020.

Fecha prevista cobros

30 días habiles (pero las mutuas pueden sufrir retrasos).

Imprimir

Fecha de última modificación
03/07/2020

Toda la ciudadanía.

Personas perceptoras del bono social a las que les expire el bono durante la situación de emergencia sanitaria del Covid19. En concreto, una prórroga de forma automática de todos los bonos que expiren hasta el 30 de septiembre de 2020.

Descuento.

Mensual.

Una vez concedido el bono social, la prestación tiene una vigencia de dos años. El objetivo es evitar que los beneficiarios que necesiten renovarlo dejen de percibir los descuentos y beneficios previstos.  

Hasta el 30/09/2020.

Automático, no es necesario solicitud.

Empresa comercializadora de referencia.

Fecha inicio efectos

18 de marzo (entrada en vigor del RD Ley 8/2020).

Imprimir

Fecha de última modificación
09/08/2020

Toda la ciudadanía.

Cualquier domicilio que tenga la consideración de primera vivienda.

Para acreditar ante el suministrador que el suministro se produce en la vivienda habitual, el consumidor podrá emplear cualquier medio documental que acredite de manera fehaciente dicha circunstancia.

Hasta el 30 de septiembre de 2020, las empresas suministradoras de electricidad, agua y gas no podrán suspender el servicio a ningún ciudadano en su vivienda habitual. No se podrán realizar cortes incluso aunque conste dicha posibilidad en los contratos de suministro o acceso suscritos por los consumidores. La duración del estado de alarma no computará a efectos de los plazos de pagos y suspensión de suministros por impago.

Activo hasta el 30 de septiembre de 2020

  • Solo se puede cortar el suministro por cuestiones de seguridad del suministro, de las personas y las instalaciones.
  • Puntos de suministro de gas natural: sólo se puede suspender si el plazo de ejecución de la inspección hubiera vencido con anterioridad al inicio del Estado de Alarma sin que dicha inspección hubiera sido realizada.
  • Si la inspección hubiera detectado alguna anomalía secundaria y el plazo para su resolución hubiera vencido al inicio del Estado de Alarma sin ser solucionado.

Se debe solicitar al suministrador correspondiente. 

Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

ciudadano@idae.es

Teléfono: 913146673,con horario de atención al público de 9 a 14, de lunes a viernes.

Excepcionalmente, y hasta el 30 de septiembre de 2020, no podrá suspenderse el suministro de energía eléctrica, productos derivados del petróleo, incluidos los gases manufacturados y los gases licuados del petróleo, gas natural y agua en ningún domicilio que tenga la consideración de primera vivienda. No se podrán realizar cortes incluso aunque conste dicha posibilidad en los contratos de suministro o acceso suscritos por los consumidores.

Período de solicitud

Se podrá solicitar desde el 2 de abril hasta el 30 de septiembre. 

Imprimir

Fecha de última modificación
09/09/2020

  • Desempleo.
  • Autónomos.

Personas destinatarias:
Personas en situación de vulnerabilidad social según el artículo 16, a las que se aplica suspensión temporal de las obligaciones contractuales derivadas de todo préstamo o crédito sin garantía hipotecaria que estuviera vigente a la fecha de entrada en vigor del RD Ley 11/2020 (2 de abril) y cuando el préstamo o crédito no hipotecario esté contratado por una persona física que se encuentre en situación de vulnerabilidad económica.

Requisitos:
El deudor en situación de vulnerabilidad según artículo 16 debe cumplir:

a)El potencial beneficiario pase a situación de:

  • Desempleo
  • En caso de empresario o profesional, sufra una pérdida sustancial de ingresos o de facturación del al menos 40% (Art. artículo 5 Ley 37/1992, del IVA).

b)El total de ingresos de la unidad familiar no supere, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria,

  • 1.614 euros, con carácter general. Se incrementa 54 euros por cada hijo a cargo o persona mayor 65 años y las familias monoparentales con 81 euros por cada hijo a cargo.
  • 2.151 euros, con algún miembro con: discapacidad igual o superior al 33 %, situación de dependencia, enfermedad que le incapacite acreditadamente de forma permanente para realizar una actividad laboral. Se incrementa 54 euros por cada hijo a cargo o persona mayor 65 años y las familias monoparentales con 81 euros por cada hijo a cargo.
  • 2.689 euros, cuando el deudor sea persona con parálisis cerebral, con enfermedad mental, o con discapacidad intelectual, con grado ≥ 33%, o persona con discapacidad física o sensorial, con grado ≥ 65% o los casos de enfermedad grave que incapacite acreditadamente, a la persona o a su cuidador, para realizar una actividad laboral.

c)En caso de hacer frente a un pago periódico (de una renta de alquiler y/u otro tipo de financiación no hipotecaria) o a un único préstamo, la suma de estos importes, más los gastos y suministros básicos, resulte superior o igual al 35% de los ingresos netos de la unidad familiar, aunque la persona fuese beneficiaria de la moratoria hipotecaria.

d)Que la unidad familiar haya sufrido una alteración significativa de sus circunstancias económicas en términos de esfuerzo de acceso a la vivienda, aunque la persona fuese beneficiaria de la moratoria hipotecaria. El esfuerzo que represente el total de la carga de dichos importes o del único préstamo (artículo 18) sobre la renta familiar se haya multiplicado por al menos 1,3.

a) Certificado de la situación legal de desempleo, en el que figure la cuantía mensual percibida.

b) Certificado del cese de actividad de los trabajadores por cuenta propia (expedido por la Agencia Estatal de la Administración Tributaria o el órgano competente de la Comunidad Autónoma).

c) Número de personas que habitan en la vivienda habitual (libro familia, certificado de empadronamiento...).

d) Declaración de discapacidad, de dependencia o de incapacidad permanente para realizar una actividad laboral.

e) Titularidad de los bienes:

  • Nota simple del servicio de índices del Registro de la Propiedad de todos los miembros de la unidad familiar.
  • Escrituras del inmueble de la actividad económica o vivienda y de concesión del préstamo(s) con garantía hipotecaria.

f) Declaración responsable relativa al cumplimiento de los requisitos exigidos.

Si el solicitante no pudiese aportar los documentos a) y e), será suficiente con una declaración responsable de dichos documentos. Tras la finalización del Estado de Alarma y sus prórrogas dispondrá del plazo de un mes para su aportación.

Mensual (durante tres meses ampliables).

Moratoria para créditos y préstamos que no sean hipotecarios. Los importes que serían exigibles en caso de no aplicarse la moratoria no se considerarán vencidos.

Tres meses ampliables.

Presentar una solicitud a la entidad financiera.

Acreedores o entidades prestamistas

Si estás pagando un préstamo no hipotecario o un crédito no hipotecario y reúnes las condiciones necesarias, podrás acogerte a la moratoria que permite aplazar tres meses la cuota, aunque este plazo podrá ser prorrogable. Es decir, que durante el tiempo que dure el aplazamiento, no se te cobrará dicha cuota.

Período de solicitud

El plazo para solicitar la moratoria se ha ampliado hasta el 29 de septiembre de 2020

Fecha inicio efectos

Desde la solicitud acreditada del deudor al acreedor.

Imprimir

Fecha de última modificación
09/09/2020